Un objetivo para cada persona

Durante los casi 3 años que llevamos trabajando hemos asesorado a muchos amigos y clientes sobre cámaras y objetivos antes, durante y después de su compra. En todas esas veces nos hemos dado cuenta de que, una vez se tiene la cámara en si, la principal duda es ¿qué objetivo me compro? A lo que contestábamos casi siempre ¿que te gusta fotografiar? Intentando resolver esa pregunta hemos escrito este artículo. Espero os ayude a resolver las dudas más básicas. Sino sólo tenéis que preguntarnos 😉

Un objetivo para cada persona

Vamos a ir desgranando los distintos tipos de objetivos básicos que hay agrupándolos por “tipo de fotografía”, analizando sus pros y contras para así intentar encontrar el adecuado para cada persona y dando, de paso, unos precios orientativos. Es tan sencillo como que vayas directamente al tipo de fotografía que te gusta y ahí encontrarás el objetivo adecuado para ti.

Retrato

Como su nombre indica estos objetivos son los más adecuados para fotografiar a personas.

El objetivo más popular, y que necesitas para la fotografía de retrato, es el 50 mm 1.8 que combina un precio asequible, una buena luminosidad y un gran desenfoque del fondo (el denominado efecto bookeh). Este 50 mm es de focal fija, es decir, no tiene zoom, lo que ayuda a mejorar la nitidez de la imagen pero nos hará tener que movernos constántemente. También hay otras opciones como el 35 mm o el 85 mm.

A la hora de realizar fotografía social o urbana mejor que elijamos otro, ya que la falta de zoom y sus 50 mm lo hacen poco adecuado, aunque siempre podemos usar su gran luminosidad para mejorar la iluminación de nuestras fotos.

Nikon 50 mm 1.8

Canon 50 mm 1.8

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Naturaleza/deporte/retrato

Normalmente para estos casos tenemos un handicap: la distancia. Ya sea una carrera de motos o fotografiar una cigüeña, no podremos acercanos todo lo que nos gustaría.

En este caso el teleobjetivo más popular es el 55-250 mm. Si nuestra cámara es de factor tres cuartos, como son la mayoría de reflex iniciales, esto nos da un zoom total de unos 350-400mm, dependiendo de la marca de nuestra cámara. Sin embargo cuando llegamos a esos niveles de zoom la nitidez de la foto suele verse bastante afectada. Además, son objetivos con poca luminosidad y muy dados a la trepidación (que se mueva la cámara a la hora de disparar), por lo que se recomienda usar un monopie o subir bastante el ISO cuando trabajemos con ellos en condiciones de poca luz.

Estos objetivos también son bastantes adecuados para fotografía de retrato al crear un genial efecto desenfoque en el fondo, alejandote un poco más que con el 50 mm, y social, al poder fotografiar cosas que están pasando lejos de ti sin que la gente se percate ganando en naturalidad.

Nikon 70-300mm 4.5-5.6

Canon 55-250 mm 4-5.6

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Macro

¿No conoces la fotografía macro? Bueno, es normal, seguramente sea la menos conocida de todas las ramas fotográficas. No obstante es muy sencilla de explicar: fotografiar lo pequeño para hacerlo visualmente grande. Desde piezas de reloj hasta insectos o gotas de agua la fotografía macro puede ser muy bonita y abrirnos todo un mundo nuevo.

Aunque es común pensarlo, no todos los objetivos son macros. Por lo general las ópticas tienen una distancia mínima de enfoque, que suele estar sobre los 50 cm aunque depende de modelos, por debajo de los cuales no es posible «apuntar». La diferencia de estas lentes con las macros es que estas últimas nos permiten enfocar a distancias tremendamente cortas, consiguiendo fotografias de objetos pequeños desde muy cerca.

Nikon 40 mm 2.8

Canon 100 mm 2.8

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fotografías cedidas por Antonio Trenado.

Urbana/arquitectura

La fotografía de edificios o urbana es, seguramente, la más practicada por los turistas. Ya sea la Torre Eiffel o la Plaza San Marcos de Venecia cuando viajamos nos gusta inmortalizar los sitios a los que vamos.

Para estos casos lo más socorrido es un angular cómo el 10-18 mm. Es sorprendente lo que este objetivo puede llegar a captar: calles estrechas, grandes plazas, enormes paisajes…no tendrán problema para entrar en nuestra fotografía con el.

Su principal problema es también fruto de su gran ventaja. La falta de zoom lo hace prácticamente inútil para cualquier otro tipo de fotografía aunque, hemos vistos retratos muy originales hechos con angulares. Todo es cuestión de gustos y de probar.

Sigma (para Nikon) 10-20 mm 3.5

Canon 10-18 mm 4.5-5.6

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Social/todo lo anterior

Por fotografía social entendemos todos aquellos eventos públicos (carnaval, semana santa, fiestas y tradiciones…) o privados (bodas, bautizos, fiestas…) en los que abunda la gente a nuestro alrededor y pasan, constantemente, gran cantidad de cosas que tenemos que fotografiar.

En este caso prima la versatilidad. Es muy difícil compaginar hacer una fotografía a un grupo numeroso de gente con tener el suficiente bookeh como para hacer un retrato a una persona disfrazada con objetivos básicos. Sin embargo si tenemos una lente todoterreno, como un 18-200, podremos movernos tranquilamente en todos los campos de la fotografía.

El principal problema de estos objetivos, aparte de su precio, es la nitidez. Al ser tan versátiles y tener que cubrir tantas distancias focales, suelen perder detalle respecto a objetivos más específicos. Aunque esto es algo que tú, como fotógrafo, debes valorar como más o menos importante si su versatilidad te compensa.

Sobre este apartado decir que a nosotros la falta de un objetivo todoterreno, por que valoramos más la nitidez de la foto, nos ha costado fotografías muy hermosas al no llevar la óptica adecuada en ese momento. Por eso es común vernos con 2 cámaras a la vez llevando objetivos distintos.

Nikon 18-200mm 3.5-5.6

Canon 18-200mm 3.5-5.6

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Un consejo final

Hay que pensar mucho que objetivo comprar para no desilusionarnos con la fotografía por que no tenemos las herramientas adecuadas a nuestros gustos. En ese sentido recomiendo valorar otra opción que no he comentado: comprar un buen objetivo standart. Estos, con una focal 17-55 mm o 17-85, cubrirán gran parte de los apartados anteriores. Si además son luminosos, lo que encarece su precio lógicamente, podremos hacer magníficos retratos, fotografiar grandes grupos o edificios o aprovechar los últimos rayos de luz del día, cubriendo así gran parte de los distintos tipos de fotografía.

Nikon 17-55 mm 2.8

Canon 17-55mm 2.8

Espero os sirva de ayuda. ¡Hasta la próxima!!